lunes, 29 de diciembre de 2014

Reseña: Yo antes de ti por Jojo Moyes





Título Original: Me Before You
Serie: Libro Único
Autor: Jojo Moyes
Nº de Páginas: 496
Editorial: Suma de Letras
Año: 2012 en Estados Unidos

SINOPSIS: Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick.
Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio.
Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo.
Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color.
Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.
Yo antes de ti reúne a dos personas que no podrían tener menos en común en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?



Opinión Personal:
Ya, parece una sinopsis típica de un libro romántico tipo de amor, pues STOP, no lo es.
Esta parece ser mi ultima reseña del año, y estoy feliz de que sea especialmente este libro, que he considerado uno de los cinco mejores que leí este año. (Lista que posteare el primero de enero, por si les interesa) en fin vayamos allá.

Libre de spoiler (por ahora)
Lo había visto por aquí, con esa portada de letras gigantes tan llamativas, “Yo antes de ti” por aquí “Me before you” por allá. Lo comentaban en los grupos, decían que te hará llorar, que es bueno, otros decían que solo “es un buen libro” así que eso me pico la curiosidad mucho, no sé si sea porque me gustan leer libros que me pongan depresiva. Okya.

Así que hace una semana atrás dije “Me lo aventare”
Tres días después (lo sé, este libro es para acabarlo en cuestión de horas, pero el trabajo de fin de año, no deja tiempo) termine el libro echa bolita en un rincón del servicio higiénico, con lágrimas corriéndome por las mejillas…. ¿Qué me paso?

Lou, diminutivo de Louisa, es una nuestra protagonista, tiene 26 años y es en todo el sentido literal de la palabra “una chica normal, con una vida normal” (nada de vampiros, cazadores de sombras, ni otra cosa) vive con sus padres, tiene un trabajo en una cafetería, y tiene un novio que es entrenador personal, en resumen tiene la vida normal, es fácil identificarse con ella, porque de alguna forma, es como la vida de muchas chicas a esa edad, y por qué aún no ha visto más allá de su pequeña ciudad, y está bien, Louisa se conforma con eso. Personalmente me identifique con ella al 100%, en la forma en que pensaba y en su modo de vida.

Ella pierde su trabajo de un momento a otro, ella va a trabajar y ese mismo día le dicen “Este es tu último día de trabajo”, por lo que ella tiene que empezar a buscar otro trabajo desde ya, y como en su casa la situación económica no va bien, ella no puede darse el lujo de estar sin trabajar, por lo que se ve obligada inmediatamente a buscar otro empleo…. Y ahí a Louisa le suceden peripecias mientras busca un empleo, hubo momentos en que leía esa parte y estaba de carcajadas por Louisa. Hasta claro, por supuesto, se choca con este “empleo” donde debe proporcionar cuidado y compañía a un tetrapléjico C5/C6 (antes de leer este libro no tenía idea de que fuera eso).

Will Traynor, es ahora un tetrapléjico que vive recordando su pasado, porque el presente y futuro que le aguarda en el estado en que esta, no le interesa en lo absoluto y está deseando ponerle fin. Louisa llega ahí, y al principio este par es un disparate completo, Louisa lo evita lo más que puede (a pesar de que  no puede dejarlo solo más de 15 minutos) y Will la trata de la manera más sencillamente humillante posible.  A medida que pasan los días Louisa va descubriendo  más cosas de Will y aunque trata de entenderlo tampoco querrá quedarse callada ante tan mal trato y es así en el momento en que ella empieza a devolverle el insulto y le contradice, en que su amistad nace.



Y aunque Will y Louisa acaparan todo el tiempo esta novela, hay personajes secundarios entrañables, cada uno muy bien estructurado y eso es algo que quiero resaltar en la autora, no solo personajes que aparecen por ahí, y sabes sus nombres y nada más, cada personaje secundario, tienen personalidad y su historia que se anexa a los protagonistas, resalto a la hermana de Louisa, Treen, ella fue un personaje que le aporto energía y Nathan, es realmente entrañable, los padres de cada uno de los protagonistas, te hacen por más de una vez reírte o compadecerte de la situación a la que se ven obligados a enfrentar.

Y el lugar donde se desarrolla esta historia, la casa propiamente dicho, lo describen como un castillo y los lugares donde nos lleva Moyes en su historia, no sé si sean reales o no, pero si existe ese laberinto que se describe ahí, yo quiero conocerlo. Además cabe decir que la historia de nuestro libro se desarrolla solo en seis meses.

Sin dar mucho spoiler, esta historia te hará pensar y meditar  en horas de la madrugada qué harías tú si estuvieras en los zapatos de Will o Louisa, te hará preguntarte sobre la vida, si quedarte ahí sentado o salir a fuera  a buscar aventuras, te dejara con un mensaje de vida al mismo tiempo en que te dejara un hueco en tu corazón.

El libro está contando desde el punto de vista de Louisa, sin embargo hay capítulos entre la historia que son narrados desde el punto de vista de los personajes allegados a ellos, lo que hace que podamos tener una panorámica de como se ve la relación y la vida de Will y Louisa desde otro ángulo, lo que aporta detalles que se nos escapan de Louisa y de esta forma nos da mucha más panorámica y al mismo tiempo nos hace querer y no querer ponernos en los zapatos de los protas.

La autora realmente se lució al escribir un libro con esta temática y aún más poder desarrollarlo de la manera en que lo hizo. Este es un libro que realmente amaras y si no por lo menos, no podrás dejarlo a medias. Es un libro que al terminarlo, querrán volver a leer, de hecho eso estoy haciendo. Será un libro que no querrán terminar y al mismo tiempo te sentirás satisfecha de que terminara de una vez. (Libro de sentimientos encontrados, así lo llamo yo) desde aquí viene UNA PARTE CON SPOILER, SI NO QUIERES LEER ESTO, NO SELECCIONES TODA ESTA PARTE EN BLANCO Y SÁLTATE HASTA LAS LETRAS MORADITAS DE ABAJO OTRA VEZ.

¿Por qué Will? ¿Por qué lo hiciste? ¿Por qué quieres irte a Dignitas? ¿Por qué te fuiste a Dignitas? Si, ya, tenía que soltarlo, ¿Entiendo a Will? Por supuesto que lo hago, hasta cierto punto, tal vez yo hubiera hecho lo mismo, me dolió leer al final esa carta o nota de la fiscalía, esas palabras, “ha muerto” no quería creer que Will lo hiciera y sin embargo desde la mitad del libro me lo vi venir. Me dolió mucho como quedo Louisa, destrozada en maneras difíciles de describir, pero ame como el impacto su vida y le dio sueños, porque reconozcámoslo, sin Will no hubiera entrado en la vida de Louisa, ella tendría niños del hombre maratón con un empleo donde llevaba pollos muertos, Will le cambio la vida, le puso al alcance ser la mejor persona que podría llegar a hacer, y a cambio ella, le entrego en seis meses un “infinito” Dios ya se, ¿Por qué tengo que leer libros así? Esto me ha golpeado muchísimo más que la muerte de Gus, y saben por qué? Porque al empezar al leer el libro, todo parecía indicar que Will iba a morir, entonces yo dije… AJA!!, no dejare que me pase lo mismo que me paso con Bajo la misma estrella, creer que va a morir Hazel para que al final muera Gus, así que yo imaginaba que al final Louisa iba a morir, de alguna forma no sé, pero no… cruel realidad. En fin. No encuentro palabras para describir como me afecto la muerte de Will y como lo ame, no me  imagino el final del libro de otra forma y sin embargo quisiera que hubieran tenido más tiempo, otra oportunidad. ¿Por qué Will Traynor? ¿Por qué?

“Comprendí que tenía miedo a vivir sin él. ¿Cómo es que tienes el derecho a destrozarme la vida, quise preguntarle, pero yo no tengo ningún poder en la tuya?”
Fin del spoiler.

Para terminar este libro tiene frases comunes pero hermosas, pequeñas pero con un trasfondo que te toca los pilares de la existencia. Es de lectura obligatoria para cualquier persona que le guste leer y para aquel que no, también, es un libro que no puedes irte de este mundo (ay T_T) sin leerlo.




No cabe duda que desde ahora leeré los libros que saque Jojo Moyes, porque realmente me ha demostrado que es una genia para escribir historias estructuradas, personajes con sentimientos y vidas comunes extraordinariamente reales y sin duda, llenos de sentimientos intensos.
Un libro que desde que lo empiezas no tiene lagunas, lo sigues y lo sigues hasta que lo terminas y ya, y si lloras como si no, sabes que disfrutaras de una manera desbastadora esta historia.

En pocas palabras. Imperdible. Impresionante. Única.


Dato curioso: Se nos viene la película, esta foto la autora la publico en su cuenta oficial de Facebook. Sí, nada menos que Sam encarnara a Will… ¿Alguien se hará responsable de como saldré del cine cuando vaya a verla? Pfff Desconsiderados.



PUNTAJE: 5/5

Link de descarga PDF: Lo Quiero
Si no te funciona el link, deja un comentario con tu correo y te lo enviare. Gracias por leer.


lunes, 25 de agosto de 2014

A mis mejores amigos...





Son las tres de la tarde de un lunes cualquiera, de un nuevo lunes marcando el inicio de semana, el mismo día al que le rehuimos todos los que tenemos que volver del fin de semana al trabajo y estudio, es un lunes normal, un día como cualquier otro, sin embargo…

Mis amigos no están, poco a poco cada uno de ellos ha ido ignorándome lentamente, algunos de ellos a fuerza mayor se han alejado de mí, viajes, estudios y trabajos los han mantenido cada vez más distantes, pero llegados a este punto, me doy cuenta que somos peor que desconocidos, totalmente distantes, tanto así que su ausencia me está doliendo.

Mi mejor amiga, ella está justificando su ausencia, se “mediamente” por qué se fue, me comunico antes de irse las razones por las cuales se ausentaría, y les juro que la extraño a más no poder, extraño hablar con ella de cualquier cosa sin importancia y de todo lo importante también, extraño los 30 de cada mes y lo que ese día consigo llevaba, extraño que me cuente como esta y como está su corazón, extraño hablar de mis proyectos para alejarme y no alejarme del chico que me gusta, extraño ser total y crudamente sincera con ella, como no lo soy con nadie más. Pero con todo no siento que ella se haya alejado de mí, con intención, sigo creyendo que un día volverá, y estaremos bien juntas, mientras tanto puedo decir que pienso en ella y que la extraño y que me doy cuenta que gran parte de lo que soy depende de su amistad y sí, no me mires raro, creo  y seguiré creyendo que estamos hechos de los recuerdos y de las personas que amamos. Lo creo con todo el alma, la vida me lo ha demostrado.

También tengo un amigo, él era más que un amigo, solíamos hablar diario, aunque sea un “Hola, como estas”, pero ahora está tan distante que casi, casi, duele, vaya, ¡Caray! Si duele, y tengo miles de teorías de las por que él se alejó de mí, tengo realmente más de las que quisiera contar, pero  pienso que es por la razón que él me ha dicho, estudios y familia… me pregunto cómo él puede vivir con un mensaje mío en su bandeja sin contestar durante más de un día, me estoy preguntando ¿Cómo lo hace? Si cuando él me escribe a mí, aun en estos días, las pocas veces que lo hace, le respondo ni bien veo su mensaje, pero no, a quien engaño, creyéndome que todo está bien entre nosotros dos y es cierto y no una mentira, que ya hemos pasado por esto antes, tiempos en los que “Si existes, lo siento, no me di cuenta”, tiempos fríos, inviernos casi eternos, y por dentro yo sé que tal vez esta época pasara, pero también sé que algo va a cambiar, que algo siempre cambia, Me pregunto ¿Cuánto cambiaria en mí? Quisiera saber por qué se alejó de mí, ¿Fue exceso de información?, ¿Le dije cosas mías demasiado confidenciales?, o se alejó porque era evidente  que estábamos cayendo en el mismo hueco en el que una vez caímos y se fue para no tropezar conmigo otra vez, si fuera de esa forma, no importaría tanto, pero por que alejarse tanto de mí, ¿Por qué ignorarme así?

Mi otra amiga, no sé, ni sé que hice y hasta cierto punto, no creo que hice nada, creo que entre las dos no hay ninguna rencilla, quiero creer que solo es una nada temporal y que volverá, pero este preciso momento en que me faltan mis tres amigos, los más cercanos que he tenido en años, es como si se hubieran puesto de acuerdo para dejarme sola en este momento, ¿Se han puesto de acuerdo? Sé que no.

Pero no puedo dejar de extrañarlos, les echo de menos, con añoranza e intensidad, echo de menos las locuras, sus palabras textuales, escritas y orales, extraño que me digan las cosas como son y que con todo eso no me hieran porque sé que lo dicen porque me quieren, extraño a mis tres amigos que hoy son solo nubes en este cielo raso que se niega a brillar más, a mis tres amigos que parecen ser solo por ahora fantasmas de una vida que ya no me pertenece, que solo quedan fotografías en blanco y negro, añejas por el tiempo y ocasión, ¿Por qué su ausencia me duele aquí dentro en el rojo corazón? Porque parece ser que me ignoran con un poco de precaución.

Y no los culpo, y si se excusan les juro que lo entendería, de hecho ya los entiendo, no les culpo por dejarme, solo los extraño, cada hora del día, y cada noche en mis pesadillas siento también su presencia y cuando despierto y no tengo ninguna señal de ellos, me duele, ahí dentro, porque siento que en un porcentaje, solo me están dejando estar sola, alejándose de mí. Por mi propio bien, no sé.

Los extraño.

Te extraño mi querida mejor amiga, te estoy extrañando cada día, y cada tarde en la que no estas, te añoro y te entiendo, sé por qué te fuiste y tengo fe y estoy orando porque regreses, por sé que me quieres, por que escapa de tus posibilidades el estar aquí, conmigo y lo entiendo, pero entenderlo no hace que te extrañe menos.

Y te extraño mi buen amigo, que siento que cada día estás un poco más lejos de mí y no sé por qué, solo tengo estas teorías tontas y sin sentido que se acumulan bajo mi almohada, yo solo sé que te extraño, y me pregunto en que momento, tú, dejaste de ver el cielo, para no verme a mí.

Y te extraño amiga, espero estés bien, te he estado llamando, pero tu teléfono me suena averiado, ya no sé, como llamarte la atención, decirte que, estoy aquí, no te olvides de mí.

Y te extraño a ti también, que ya no soy tu amiga, seguro dices que estas mejor sin mí, extrañándome solo de vez en cuando, sí, creo que me echas de menos algunos días, como yo te echo de menos a ti, mi querido amigo experto en cómics y mapaches, te echo de menos también a ti.  

Les echo de menos. 


“Estamos hecho de los recuerdos y de las personas que amamos”
-         Anónimo.


jueves, 7 de agosto de 2014

"Sin Opción" 1º Historia


Francia -  XII





Lady María Teresa de Tubal se levantaba todas las mañanas muy temprano y se dirigía al altar que tenía en la sala de su mansión, para rezar todas las plegarias que desde pequeña su madre le había instruido, su marido roncaba en la habitación contigua,  quería a su marido, es muy posible que así haya sido, pero era claro que no estaba enamorada de él, era más que todo una costumbre que se había arraigado en lo profundo de su alma, ya por veinte años; ser la esposa sumisa y obediente como lo dictaba su Santidad, cumplir con las funciones que su rol demandaba, no había más nada en su vida, sino solo tal vez el vago recuerdo de Philip, el sobrino del amigo del canciller de su Majestad, hace más de veinte años, cuando llego todo escuálido hasta la casa de sus padres, usando pantalones cortos y dejando claro que no había comido decentemente los últimos días, había escuchado a los adultos hablar en ese entonces que Philip, había quedado huérfano y seria educado en el monasterio donde su tío Juan Mateo era monje.

Teresa sintió un cosquilleo en el corazón, o mariposas comiéndole por dentro, había algo en sus ojos marrones claro que le atraía, quería acercarse pero tenía terminantemente prohibido entrar a la sala sin ser llamada, así que espero en la puerta que daba a la cocina, hasta que su madre reparo la mirada en el chico que estaba haciendo esfuerzos por no caerse sobre la alfombra de la casa y llamo a Teresa para que lo condujera  a la cocina y le sirviera un poco de sopa de las sobras de ayer.

Y Teresa lo miraba mientras él tomaba sorbo a sorbo la sopa, Teresa había encontrado algo en él, en la forma en que movía sus pestañas, o como masticaba las zanahorias de la sopa, quiso hablarle, pero tampoco se le daba bien la sociabilización, es más, quiso recordar la última vez que le había hablado a un desconocido y no pudo recordar nada, y es que a ella nunca se le permitía hablar en las reuniones.

-Me llamo Teresa – aventuro ella – y vivo acá.
     -Philip – respondió él –

Mirándola solo de soslayo, pues también aparte del hambre que cada vez se iba apaciguando, el estómago empezaba a dolerle, veía a la muchacha de cabello negro lacio con un vestido ajustado que dejaba a flote sus senos bien proporcionados, no es que la vista se le desviara demasiado a ese lado del cuerpo de ella, pero la forma en que le hablaba, tenía un acento francés muy fino, y le gustaba, le gustaba que ella hablara aunque no había dicho más que cinco palabras.

Al pasar las semanas Teresa y Philip, se hicieron un poco más cercanos, cabe mencionar que Teresa solo lo veía cuando iba los domingos a misa o a confesarse un día o más de dos a la  semana, aunque no tuviera más que decirle al párroco que aquel día había estado tentada a levantarle la voz a madre o padre, sus ofensas eran nimiedades para el párroco que se los hizo saber a sus padres, no pocos días después, y ellos entendiendo de sobra que los motivos de Teresa para acudir frecuentemente a la Iglesia eran para encontrase con Philip, decidieron solucionarlo cuanto antes, así que un buen día lluvioso le anunciaron a Teresa de catorce años de edad, que dentro de un mes se casaría con el Conde de Tubal de veintisiete años de edad.

Teresa lloro hasta que se quedó sin ninguna lágrima y cada sollozo le desgarraba poco a poco la garganta, había visto anteriormente al conde de Tubal y siempre le había parecido un adulto serio y cascarrabias y no en menos de treinta días ese hombre se convertiría en su esposo. Teresa por supuesto que pensó y hasta escribió las razones por las que no quería casarse con el conde de Tubal, las enumero todas y hasta practico el tono de voz con que haría conocer sus razonamientos a sus padres, pero no se atrevió.

Philip estuvo ahí en el servicio de su boda y la vio ser entregada a otro hombre y  había soñado cada noche que sería a él. Él y no ese hombre viejo y amargado.

Teresa no supo hasta días después cuando no encontró un domingo a Philip en la Iglesia que él había partido a Roma a una misión especial, solo eso le dijeron y tampoco pudo averiguar  más porque estaba tomada del brazo de su esposo y sabia de sobra que no debía interesarse ya nunca más en la vida de algún otro hombre que no fuera su esposo.

Teresa quedo embarazada y en las labores de madre poco a poco fueron quitándole tristeza a su corazón y añadiendo quehaceres más a su vida diaria.

En su corazón y en su rostro con algunas arrugas ya había olvidado los sentimientos que alguna vez un muchacho enclenque le habían inspirado,  sus hijos se habían casado ya ambos y ahora la casa estaba vacía, y sobre su clavícula descansaba la cruz del Señor y sobre su alma cargaba con el peso que amigos y familiares habían depositado sobre ella.

Era una tarde del año 1307 en que los de La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo o más conocidos como los Caballeros Templarios acusados fielmente de herejía surcaban sus tierras, se decían que muchos de ellos estaban escondiéndose en las cuevas de propiedades de algunos de la realeza, apoyados por ellos, pero ese no era el caso del conde de Tubal, ni el de su esposa, habían jurado que de tener la oportunidad entregarían a la justicia a los caballeros que pudieran capturar pisando sus tierras.

Y habían llegado, cabalgando exhaustos, ocultándose de aquellos que antes habían sido sus amigos o protegidos por ellos, ahora los buscaban para someterlos a crueles torturas y quemarlos en la hoguera, acusados de herejía y cultos a Bafometh.

Teresa como buena católica, había escrito una carta anteriormente a un caballero que había solicitado su discreción y favor para que dos días después un grupo de  seis caballeros cruzaran sus tierras a medianoche, todo en una absoluta discreción y Teresa así lo había prometido, pero en la oscuridad de la noche donde las traiciones tejen sus telarañas, habían sido capturados los seis caballeros templarios, golpeados y atados como ganado, esperaban la luz del amanecer para ser trasportados ante la Iglesia y su Santidad donde luego de un intenso interrogatorio serian hallados culpables de herejía y quemados en la hoguera.

Pero  con los prisioneros, Teresa había querido ser hospitalaria y aunque aún escuchaba roncar a su marido, llevo ocultando con el fondo de su vestido una olla con una sopa que había hecho la noche anterior.

Subió la colina hasta llegar al granero y un guardia de su majestad estaba  a la puerta, ella profirió un ruego a la bondad de los buenos cristianos que eran y que no tenían por qué ser tan crueles con los prisioneros, pero esa no era toda la verdad, había escuchado que su esposo había nombrado el nombre de Philip de la Cruz Montalván, como uno de los caballeros capturados, y el corazón le había saltado y no había podido pegar ni un solo ojo ni una pisca de tiempo durante todo  la noche.

El guardia la dejo pasar, y la vista se le desgarro a Teresa al ver a seis hombres arrimados como costales, muchos de ellos con sangre sobre la piel y la boca y más allá en la esquina apoyado sobre un costal de heno, descansaba sin mirarla Philip, y el corazón le dio el mismo vuelco que le había dado hace más de veinte años atrás; tuvo que hacer un gran esfuerzo por no soltar la olla de sopa y correr a abrazarlo, podía sentir los ojos del guardia en su nuca, no podía delatarse, aun no.

Sirvió sopa en cuencos y fue pasando de prisionero en prisionero  y poniendo el plato en sus labios hasta que algunos un poco consientes daban pequeños sorbos, otros simplemente ya esperaban la muerte y no recibieron el alimento, y cuando llego donde estaba Philip, el corazón se le cayó en el fondo del estómago vacío, y se quedó resonando como una lata arrojada en lo profundo, dando golpes ruidosos y sordos; él tenía los ojos cerrados, ella quiso decirle “míreme”, pero no se atrevió a mover ni siquiera los labios. Le acaricio y con el vuelo de su vestido, le limpio la sangre seca que tenía por la frente y la mejilla, le llevo el cuenco de sopa hasta los labios, él quiso rechazar el líquido, y entonces la vio. Y todo el peso de los años solitarios y alejados que había pasado, parecían huecos y vacíos y un tanto lejanos.

Los ojos de Philip le guiaron hasta una de sus piernas que estaba oculta tras su propio manto, la tenía desgarrada, y Teresa tubo que ahogar un fiero grito en su garganta, ella quiso decirle miles de cosas, pero solo había tiempo y espacio para miradas llenas de todo y nada  a la vez, para silencios que gritaban todos los sonidos de amor y desolación, de entrega y perdida de vida y muerte, de dolor y gozo.

Por un momento Teresa dejo de pensar en todo lo que había a su alrededor, dejo de pensar en el Conde de Tubal que se preguntaría dónde estaría y que de enterarse de esto, la golpearía y tendría sexo violento con ella esa noche, pensó en todas las veces que había querido que Philip tocara su cuerpo y cubriera sus piernas y senos de besos y caricias, pensó en todo el amor que había tenido para él y que nunca se lo había entregado y en que al cabo nunca se lo entregaría, esos pensamientos fueron sustituidos por otros más fieros y desgarradores, sabía que Philip seria cruelmente torturado en cuanto vinieran por él, y que lo vería arder hasta convertirse en cenizas en la hoguera y por milésimas de segundo supo que era lo que tenía que hacer, aunque callo, siempre  callaba, si él había adorado al diablo, o a un gato, no le interesaba ya.

    - Mátame – le dijo el cómo  leyendo el pensamiento, como si todo la película de pensamientos que había tenido Teresa en el último segundo Philip había estado viéndolo también – tienes que matarme – dijo otra vez, haciendo hincapié en su determinación –

A Teresa los ojos se le bañaron en lágrimas aunque no dejo correr ninguna por su mejilla.

Los rayos del alba empezaban a filtrarse por el techo, y algunos de ellos tocaban las pupilas de Philip, y Teresa pudo verse reflejada en sus ojos marrones, como lo hizo aquella vez cuando Philip solo era un muchacho huérfano muerto de hambre.

El guardia de su majestad entro en el granero y con voz estridente ordeno a la Condesa de Tubal que ya era hora de retirarse, que los oficiales de su Santidad venían por los prisioneros, y  Teresa  solo pudo pensar en que él era el enemigo.

Había una hoz no tan lejos de ella, en un giro que el guardia no vio venir, la sangre pinto su uniforme antes de caer ante la mirada atónita de algunos caballeros templarios que habían observado la escena.

    Ahora Teresa, ¡Mátame! – dijo Philip, su voz rompiendo todos los silencios –

    Philip no podre –

      Sabes que soy inocente de lo que se me acusa, todos aquí lo somos, Teresa mátame ahora, van a torturarme.

    - Philip no  sé – Teresa quería decir que estaba en shock por ver la sangre del oficial que había comido en su casa más veces de las que podía enumerar, que había tenido en sus brazos al hijo de este y que ahora él yacía muerto por ella. Quería decirle que en ese momento no podía mover ni un musculo, pero siempre el sonido de los cascos de caballos acercándose, la volvió al presente, al trágico presente –

           -         ¿Cómo? – dijo una voz queda que salía de la boca de Teresa –

    -  Con la espada del guardia será más fácil. Tienes que hacerlo Teresa, por algo he caído en tus manos, ponle fin a mi sufrimiento – Teresa vio los ojos de Philip y quiso decirle que ella había ayudado a tenderles esta emboscada, quería decirle en palabras más directas que ella le había traicionado, pero no se atrevió.

Los demás caballeros comenzaron a pedir a Teresa que los matase, y en solos segundos Teresa tenia a seis hombres que imploraban el frio toque de la espada que les traería consuelo al destino tan cruel que los esperaba y se  acercaba a cada momento.

Imploraban a Teresa, que nunca había matado ni siquiera una gallina, ni matado una mariposa cuando estas entraban en su cocina. Que había matado al guardia movida más por el miedo y la impaciencia, que solo había querido noquearlo mas no degollarlo.

Teresa, empuño la espada, no le quedaba ya más tiempo, contaba solo con los pocos minutos que les demoraría llegar a los guardias de su Santidad hasta lo alto de la colina y entrar al granero.

   -  Si existe un cielo, sé que no estaré ahí mi Philip, no más – dijo Teresa, viéndole a los ojos – pero si pudiera repetir mi vida, yo te amaría también en ella – sentencio, a la par que ensartaba el corazón de Philip en la espada.

Meses después cuando la condesa  Lady María Teresa de Tubal tuvo que pararse frente a su Santidad, para escuchar su sentencia, por haber matado a seis prisioneros acusados de herejía, más la muerte de un guardia imperial; se le acuso de locura y fue sentenciada a pasar cinco años en la cárcel. A Teresa casi le supo a gloria su castigo, eso significaba para ella, que no volvería a la mansión otra vez para ser abusada sexualmente por su marido. Hubiera reído en frente de su Santidad, si no hubiera estado actuando como una mujer que ha perdido la cordura, mirándose los dedos y mirando a las paredes sin enfocar la mirada en nada en particular.






jueves, 24 de julio de 2014

Reseña: Pulsaciones



Hoy les traigo una reseña de un libro que hace apenas unos días termine de leer y que me han pedido mucho la reseña y es nada menos que el libro que está dando de qué hablar (al menos en mi país) “Pulsaciones”

Datos del libro:
Título: Pulsaciones
Autores: Javier Ruescas y Francesc Miralles
Editorial: SM
Páginas: 194 páginas
ISBN: 978-84-675-6307-8

SINOPSIS: Elia acaba de salir del coma. ¿Lo bueno? Está bien y tiene móvil nuevo, así que por fin puede hablar con todo el mundo por HeartBits. ¿Lo malo? No recuerda los tres días anteriores al accidente. ¿Qué habrá pasado durante ese tiempo? ¿Quién será ese tal Phoenix que no deja de mandarle mensajes? ¿Y por qué cada vez que Elia piensa en lo que ha podido olvidar… siente que le falta el aire?



Opinión Personal (sin spoiler)

La verdad que no puedo decirles mucho del libro sin decir spoiler, pero no se preocupen, no diré spoiler; así que empezare con los datos principales. Esta es una novela narrada, solo por mensajes de texto, no hay más que eso, lo bueno de esto es que lo puedes leer en un día, en unas horas (literalmente) y eso puede ser bueno y malo al mismo tiempo. Porque por un lado, te encariñas con los personajes y al rato estas con resaca literaria porque ya acabo L pero bueno…. Que se hace.

Como dice la sinopsis, nuestra protagonista Elia, ha tenido un accidente y  ha despertado del coma pero ha olvidado los últimos tres días previos al accidente, ella despierta en el hospital y podemos ver cómo está muy frustrada por que no recuerda esos días, pero como va avanzando la novela, ella en lo profundo presiente que esos tres días, simplemente no pasaron sin nada en particular, conoceremos a sus amigos cercanos, a “Sue” que es  su mejor amiga, y  es genial y protectora con Elia, como lo es cualquier amiga y los mensajes que se mandan realmente parecen mensajes que dos amigas se mandarían, en ningún momento los sientes muy pesados o algo por el estilo, siempre los mensajes de estas dos amigas y allegados a ellas, podrían ser  tus mensajes, y bueno también están los padres de Elia, que aunque tienen muy pocos diálogos, (o mensajes de texto) son imprescindibles en toda buena historia y bueno, llegados al punto, esta Phoenix, este chico que ha empezado a mandarle mensajes, pero que ella no lo reconoce, ¿Pero por qué entonces cuando habla con él, el cielo parece ser más hermoso?


He de decir que por primera vez me identifique mucho con la protagonista, Elia, la verdad es que es muy difícil por no decir imposible que yo logre identificarme con la protagonista, siempre en un libro suelo ponerme en sus zapatos para vivir mejor la historia, pero siempre aunque no quiero, termino odiando a la prota, en este caso no, me identifique al 100% con Elia, y es que en su caso yo hubiera hecho todo exactamente como lo hizo ella.

La verdad que esta novela tiene frases hermosas, al inicio de cada capítulo/día, hay una frase de Buda, que realmente son muy inspiradoras y si eso fuera poco también hay frases de filósofos o sacadas de películas que los personajes se dicen entre sí, y la verdad lo son todo.


Recomiendo leer mucho el libro, porque no solo es una historia de amor (que de hecho lo es) pero es más que eso, también es una historia de aprender a aceptarnos tal y como somos, y de luchar por nuestros sueños, sobre todo por eso último. Les comentare algo a modo de anécdota muy muy personal; mientras leía este libro, no podía evitar comparar que es así como algunas veces nos enamoramos de personas que no conocemos más que por mensajes, o video chat. Y bueno, que más, tienen que leer el libro.


Si eres de Perú, este libro lo puedes conseguir en la Feria Internacional del Libro de Lima, que se queda hasta el tres de agosto del presente año.

Este es un libro que no puedes dejar de leer, porque aunque corto, se quedara en tu corazón, muy clavadito el ahí.

Esta es la frase que más me toco. 


Por aquí también dejo el video reseña hecho por su autor (de uno de los autores) de este compacto libro, (por si aún no lo han visto)


Si ya lo has leído ¿Qué te pareció?
Y si aún no lo has leído, pues a que esperas J

lunes, 14 de julio de 2014

Reseña: "Donde termina el arcoiris"




Título Original: "Where rainbows end"
Título Traducido: "Donde termina el arco iris"
Autor: Cecelia Ahern
Género: Novela
Fecha de publicación (E.U.A): 2009
Traducción: Borja Folch
Editorial: Zeta
Páginas: 429

Sinopsis:

Rose Dunne y Alex Stewar, amigos desde la infancia, siguen siendo inseparables a través de los años. Necesitan compartir tanto los momentos importantes como los cotidianos, y se intercambian cartas, postales y correos electrónicos. Sus vidas han tomado rumbos muy distintos: Alex estudia medicina en Boston mientras Rosie, en Dublín, se esfuerza por sacar adelante a su bebé, fruto de una loca noche de pasión. Donde termina el arco iris nos presenta una selección de los divertidos y frescos diálogos que Rosie y Alex intercambian, y que nos llevan a conocer en profundidad sus respectivas vidas: sus complicados matrimonios, los esfuerzos por hacer sus sueños realidad... y la realidad de unos sentimientos que nunca se han atrevido a revelar.


Opinión Personal (Libre de SPOILER)

¿Por dónde empezar? Este libro lo leí en tres días, realmente lo ame, debo confesar que tenía mis dudas antes de empezar, porque ya había leído anteriormente de esta autora, Postada: Te amo, y los que han leído ese libro, me enteran, así que dije “No quiero deprimirme” pero entonces vi el genial poster que han sacado de la película (basada en este libro que ya se viene) y dije: “Ya que va, por Telhu, lo voy a leer” y déjenme decirle que simplemente, lo ame.

Esto no contiene spoiler así que siéntense a sus anchas de leer todo lo que pienso decir de este libro, (Y tengo mucho que decir)

La historia empieza con  los mensajes de un cumpleaños que Rosie está organizando pero no quiere que Alex traiga a su perra porque va a reventar los globos de la fiesta, ¿Gracioso no? Toda la novela (toda) está contada por mensajes de texto, chat, correos, postales, por lo que a veces te trasladas a los pensamientos de Rosie y sabes lo que ella está pensando, como a su vez pasas a la cabeza de Alex y así  todo el tiempo el lector sabe todo lo que está pasando y cociéndose entre los personajes principales, sin embargo ellos no.


Debo decirles que la amistad que une a Rosie y Alex, me pareció una de las más perfectamente imperfecta, ellos realmente anteponen su propia felicidad a la del otro, se apoyan en todo y tienen esa confianza de toda la vida para contarse cosas disparatadas como también cosas delicadas.

Mientras leía el libro no podía evitar pensar que tengo la suerte de contar con un amigo así.  Y eso fue especial.

Volvamos a donde estaba, creo que el drama de esta novela radica en la distancia que separa a Alex y Rosie, ya que Alex esta en Boston y cada  vez que su vida profesional  va en ascenso hace más franjas en la relación que tiene con su mejor amiga y al igual Rosie  vemos como tiene que encarar a la vida con una bebe, cuando ella solo tiene 18 años, mientras ella se queda en Irlanda. Cualquiera podría decir que con tanta distancia entre los dos, su amistad se perdería con el tiempo, pero no es así, mediante sus correos y chat, podemos ver que no es así, no entre ellos dos.


También están personajes secundarios, como la enigmática amiga de Rosie, Ruby, debo decir que ame a esta amiga, es la amiga que todas quisiéramos tener, alocada, positiva y sarcástica. Tenemos a Sthep, Kevin y Phil, hermanos de los protagonistas respectivamente, y  a los padres de ellos, que son realmente de esos que aunque no hablan mucho, sabes que son fundamentales en toda buena historia.

No quiero echar spoiler, pero al mismo tiempo quiero hacer que tengan ganas de leerlo, así que diré esto, sí, es cierto estos personajes tienen una de las más bonita relación de amistad que he podido leer en un libro y si, sé que la sinopsis del libro nos insinúa como que ellos podrían gustarse o algo así, pero saben qué? Ellos tendrán que descubrirlo, ellos tendrán que ver más allá de la amistad y créanme eso no es nada fácil para ninguno de los dos, y los años pasan, pasan muy rápido (en este libro) ya que  llegando al final, vemos a los protas, con edad avanzada.


Deberías leer el libro por estas razones:

* Ser partícipe de una de las muy pocas relaciones de amistad verdadera entre personajes de libros.

* Ser parte de las más divertidas ocurrencias de este par, como la de sus allegados, dígase como, fiestas, bodas, celos, peleas, etc.

Para terminar, es un libro que engancha desde el primer mensaje, es ligero, no tiene puntos muertos, bueno tal vez yo sentí en algún correo que se me hacía un poco lento, pero luego pasaba al siguiente correo y ahí estaba la emoción al límite, así que realmente lo leí rápido. Y tiene un final esperanzador y no, no es un libro depresivo, me dejo con una sonrisa en el rostro.

Si eres un lector romántico, este es tu libro y si no lo eres, también este es tu libro, pues no abunda el cursileo o el romanticismo, (este libro va a otro nivel) hay mucho sarcasmo y aventuras que  te harán suspirar aun así te resistas.

Les dejo el tráiler de la película, que ya se viene, y aunque por lo poco que se ve en tráiler, hay una escena que esta recontra cambiada, pero bueno, será cosa de ver la película completa para decir que tal esta, sin embargo desde ya el tráiler me ha dejado en un deja vu, estoy segura que a Jace Herondale y a Annie Cresta no les gusta esto.

Les dejo mi frase favorita.




¿Ya lo han leído? ¿Les interesa? Si quieren hacerse con el libro en formato PDF, no tienes más que mandarme un mensaje privado a mi página de Facebook. :D

 Aquí les dejo también, el trailer oficial de la película, (sí, sí le han cambiado el nombre)