jueves, 16 de enero de 2014

¿Podemos hacer esa diferencia hoy?


"Yo también..."



“Creo que debe ser considerado un delito, llamar gorda  otra persona en televisión”. Escuche que lo dijo una actriz y yo también lo creo.

Vivimos en una sociedad tan encasillada por los márgenes de estética y belleza, que no es difícil darse cuenta que muchas personas viven y vivimos con el margen de si estamos delgadas “por Dios que no quiero engordar” y si estamos un poco subidas de peso, no se puede evitar pensar en que nadie nos va a querer, que no somos bonitas/os, etc.

No vengo a dar un sermón, tampoco a contarte mi historia personal, ya que si lo hiciera no seria esta mi forma de empezar.  Tal vez se deba a que me siento un poco enferma porque amanecí con gripe, o porque soy mujer y ya saben lo hormonales que somos. Sin embargo…

Hoy tengo ganas de decir que,  está bien una vez al día encerrarse en el baño a llorar, que está bien una vez al día, gritar y decir lo mal que nos sentimos. Estar enamorada del chico equivocado más de una vez y ni siquiera estar cerca del amigo que aunque no te gusta, podría hacerte sentir menos mal.

Hoy me encontré con una amiga, que me dijo todo lo mal que se sentía , que lo único que quería era entrar en su cuarto, y que nadie la viera, para que dejaran de decirle lo gorda que estaba, ella no quería engordar, sin embargo eso hacía, y su autoestima decaía cada que subía su peso, y ese es nuestro problema latente, que puede bien interesarte o no, pero como dije ya una vez, no por solo el hecho de cerrar los ojos, las cosas malas dejan de pasar.


Si tuvieras más conciencia con las cosas que decimos a nuestros amigos, a los conocidos de la calle, incluso a la niña que va a la bodega por verduras, STOP, dejar de fijarnos en el plano corporal, estoy segura que haríamos una diferencia.
¿Podemos hacer esa diferencia hoy?

miércoles, 15 de enero de 2014

¿Dónde se quedó?

"Nuestro Ayer"


En qué momentos comenzamos a darnos cuenta,
Que seguir encontrándonos, nos hacía daño;
En qué momento nos dimos cuenta,
Que mirarnos era como
Acuchillarnos el alma.

En que instante
De ser todo, ahora somos nada.
¿Cómo paso?
¿En qué momento sucedió?
Aun te recuerdo, y aunque al igual que tú
No quiero, te sigo encontrando,
Y te evito, como tú me evitas
Y es ahí cuando me doy cuenta sin querer
Que somos dos piedras lanzadas en el mismo camino
Ambas derrochando sangre.

En qué momento dejaste de querer verme a los ojos,
En donde se quedaron perdidas
Todas tus palabras y mis promesas
Dime, donde quedaron sembradas,
Los cimientos de nuestra verdad, ahora convertido
En un árbol cortado en pedazos, en la chimenea.


¿Dónde te deje de querer?
¿Dónde dejaste de buscarme?
¿Dónde donde quedo nuestro ayer?
El tiempo ha pasado
Y poco a poco las heridas cicatrizan,
Juntamente con el dolor del saber
Que todo se perdió,
Solo quedas tú, ahora sola he quedado yo,
Los dos, sumidos en el mañana
Que nunca predijimos estar separados,
Ahora somos más que nada
Dos desconocidos, que se hieren
Con el solo hecho de mirarse a los ojos.

Somos dos almas condenadas
Dos estrellas separadas,
Dos gotas de roció sentenciadas.
Que nunca, nunca fue su futuro estar juntos.

Tu adiós me llegó hace ya tanto tiempo,
Mi despedida la guarde en tu pupila negra,
Ahora somos tiempo perdido de la
Primavera que recordare como dulce aroma
De lo maravilloso que fue conocerte.

Ahora somos nada,
Ahora somos dos desconocidos
Que esperan nunca volverse a cruzar
Por qué lo nuestro, más que olvidado

Quedo sepultado en el ayer.

Estamos Aquí

"Saludos de Bienvenida"






Cuando yo era niña creía que las cosas malas simplemente desparecían cuando yo cerraba los ojos, en ese entonces la vida no parecía caótica, pero al crecer, esa verdad que tenía, se desvaneció.

Ahora tan solo para lograr algo hay que poner mucho esfuerzo, me he dado cuenta que los sueños que tengo no van a tocar mi puerta por la mañana y decirme “aquí estoy, ya llegue” tengo que salir a encontrarlos, enamorarlos, a conquistar.

Escribir para mí, es como respirar, no sé  qué vida tuviera si no pudiera escribir, sino pudiera a través de una historia decir lo que siento y hacer lo que quiero, si no fuera por un poema no sé cómo expresaría mis sentimientos, esta es mi forma de hablar, de expresarme.

 Y tal vez mi sueño sea tan común que me resulte fácil alcanzarlo o tal vez tan complicado que me pase la vida en ello, sea del modo que sea, quiero descubrirlo contigo. Esta será nuestra cita, en este mundo virtual, me encontraras aquí.

Deseo que juntos nos encontremos sin una hora fijada. Encontraras textos de mi autoría, poemas, reseñas, historias, anécdotas, de todo un poco, de esta chica que sigue soñando con ser Escritora.

Gracias.


Bienvenidos a mi Hogar.